Oro y guerras: la respuesta del metal precioso ante las tensiones geopolíticas actuales 

CIODE

¿Son los conflictos geopolíticos un buen indicativo de la cotización del oro? Si bien el comportamiento del metal precioso en el mercado no responde a un solo factor, la realidad es que su precio se ha disparado tras el estallido del actual conflicto entre Israel y Palestina. De hecho, la onza de oro troy, valor refugio por excelencia, actualmente se acerca a sus máximos históricos, acumulando una revalorización similar a la ocurrida tras el comienzo de la guerra de Ucrania el 7 de marzo de 2022. 

Pero vamos a ver con más detalle cómo se está comportando el oro de inversión en el escenario bélico que vivimos hoy. 

El papel de la guerra en la subida del precio del oro 

Desde que se desencadenara el conflicto armado entre Israel y Palestina el pasado 7 de octubre, el precio del oro ha llegado a subir más de un 10%, situándose por encima de los 1.900 euros la onza. Como resultado, se han compensado las pérdidas sufridas desde los máximos alcanzados el pasado mes de mayo. Pero ¿cuánto ha tenido que ver la guerra en esta situación?  

Subida del precio del oro: ¿más allá del conflicto armado? 

Más que por el conflicto armado en sí, la subida del precio del oro se ha producido fundamentalmente por las posibles consecuencias que tendría la intervención de terceros países, tanto de la región de oriente medio como del bloque occidental.  

Tengamos en cuenta que durante los primeros días del conflicto, el Líbano, a través de Hezbollah, advertía sobre las posibles represalias si no se paraba la masacre en Gaza. En la misma línea, el Pentágono ordenaba un segundo grupo de ataque con portaaviones al este del mar Mediterráneo, enviando aviones de combate de la Fuerza Aérea a la región; todo ello, al tiempo que se señalaba a Irán como detonante del conflicto. Por su parte, Israel expandía sus operaciones, intensificando los bombardeos en Gaza.  

De modo que el mosaico de actores geopolíticos intervinientes en esta guerra está dando lugar a una duración y escalada que, sin duda, está influyendo en la distribución y el precio del petróleo, creando el caldo de cultivo perfecto para que se revalorice el oro. Recordemos que además de los conflictos armados, factores como el acceso al mercado del petróleo (el precio del oro suele moverse en tándem con el crudo), además de las sanciones económicas o la fluctuación del valor del dólar, afectan directamente al precio del metal precioso. 

Repunte del oro: ¿se mantendrá en el largo plazo tras el estallido de la guerra? 

Para saber si el repunte de oro se va a mantener en el tiempo, podemos hacer un paralelismo con la guerra de Ucrania. Bajo esta óptica, la revalorización del metal precioso derivada del conflicto entre Palestina e Israel podría serlo únicamente a corto plazo. Pero vamos a analizarlo con más detalle.  

Antecedentes en el precio del oro: guerra de Ucrania y subida de precios  

En primer lugar, el impulso de la demanda y precio del oro cuando estalló la guerra entre Rusia y Ucrania se explicaba sobre todo como consecuencia de las sanciones económicas contra Rusia. Esto supuso una escandalosa subida de los precios de los hidrocarburos y otras materias primas, alimentando una inflación muy perjudicial para las economías europeas que, paralelamente, también “infló” la percepción de riesgo.  

Percepción del riesgo: ¿es realmente una aliada del oro? 

Si algo nos han enseñado los precedentes históricos, es que las subidas del precio del oro ante un conflicto armado a menudo responden a la percepción de riesgo que tienen mercados bursátiles y gobiernos. Y los datos respaldan esta realidad. De hecho, entre enero y febrero de 2022, el precio de oro arrancaba con más de 1800 euros la onza, disparándose en marzo (mes en el que estalló la guerra de Ucrania) y alcanzando máximos históricos que superaban los 2050 euros la onza. Sin embargo, esta subida no dejó de ser un pico. Y es que dos meses después, en mayo, la situación se volvió a equilibrar, momento en el que el oro descendió a los 1877 euros la onza.  

De estos datos concluimos que en el repunte de metal precioso tuvo mucho que ver la percepción del riesgo derivada de las consecuencias del conflicto armado, y no tanto de la propia guerra. 

Guerra: un factor decisivo en el precio del metal, pero no el único 

Como ves, las guerras son un factor importante en el precio de los metales preciosos, pero la geopolítica no es una ciencia exacta. De manera que discernir entre “ruido temporal” o impacto real para la economía y los mercados financieros requiere un análisis más profundo.  

Lo que sí ha demostrado la historia es que el oro es un activo refugio que, en tiempos de crisis y conflictos bélicos, ayuda a diversificar la cartera de activos, reduciendo el riesgo de pérdidas y protegiendo los ahorros de los inversores en el largo plazo. 

¿Buscas una decisión de compra segura y revalorizada en tiempos de crisis?  

En CIODE apostamos por la compra de lingotes y monedas de oro como una de las mejores formas de invertir. Así que no lo dudes y acude a nosotros si buscas proveedores de metales preciosos online de confianza.