¿Dar brillo a la plata sin dañarla? Sí, ¡es posible!

dar brillo a la plata

¿Cómo dar brillo a la plata cuando nuestros lingotes y monedas han perdido parte de su aspecto original? Seguramente alguna vez te has planteado esta pregunta, implementando métodos con los que no has conseguido el resultado final que te hubiera gustado. Pero no te preocupes, porque en las siguientes líneas te explicamos una serie de sencillos pasos recomendados por los expertos para sacar brillo a la plata de manera adecuada y eficiente evitando así dañar las piezas.

Para empezar, lo primero que tenemos que tener claro a la hora de dar brillo a la plata es que muchas de las piezas cuentan con un baño denominado de “terminación”. Este puede ser de rodio o de oro. Es importante tener en cuenta este detalle porque, si no echamos mano de los productos y herramientas adecuados para sacarle el máximo brillo a la plata, podemos llegar a dañar o incluso hacer desaparecer esa capa de terminación y, por tanto, dar al traste con la pieza.

Guía para dar brillo a tus piezas de plata

  • Mantenimiento regular. Para dar brillo a la plata mezclaremos en una fuente unas gotas de lavavajillas con agua templada y sumergiremos las piezas durante 10-15 minutos.
  • Mantenimiento puntual. En este caso podemos disolver en agua un poco de amoniaco o alcohol. Pero hay que tener cuidado porque esto no nos servirá para las piezas más delicadas ni tampoco para las de platino.

En todo caso, usemos lavavajillas, amoniaco o alcohol, para sacar brillo a la plata es imprescindible aclararla después con abundante agua. Acto seguido, secaremos las piezas con un paño de algodón o gamuza seca o echando mano de un secador suave que iremos pasando de forma delicada por encima de ellas. De este modo veremos cómo la plata recupera parte de su brillo original.

En CIODE te recordamos que, para conservar el brillo de las piezas de plata, lo más recomendable es guardarlas en su caja original o en la bolsa de tela que nos entregan una vez realizamos la compra. Para su correcto cuidado es importante que nuestros lingotes o monedas no entren en contacto con el aire ni con la humedad ya que, de esta manera, estaríamos restándole brillo a pasos agigantados.

También podemos usar un cepillo de dientes de cerdas suaves para sacar brillo a las zonas más complicadas de la pieza. En ningún caso se recomienda frotar demasiado fuerte para no rayarlas.

Por último, para dar brillo a la plata olvídate de los métodos caseros que incluyen papel de aluminio, agua y sal o vinagre. De igual forma pasaría con el bicarbonato, el jugo de limón o la pasta de dientes.

Como ya sabes, en CIODE puedes adquirir o vender plata de la máxima calidad de forma fácil y segura. Si tienes dudas, te las resolveremos lo más rápido posible. ¡Te esperamos!

preloader