¿Es posible predecir los movimientos del oro? Estos son sus ciclos

oro

¿Podemos conocer los movimientos futuros de los activos de inversión para comprar oro? El metal precioso amarillo, al igual que ocurre con otros activos, puede ser en cierto modo previsible. Con esto no nos referimos a predecir exactamente los movimientos en lo que se refiere a su precio, pero sí es posible deducir algunos movimientos alcistas o a la baja, puesto que suelen repetirse en el tiempo.

En lo que se conoce como ciclo estacional del oro, se producen algunos movimientos con periodicidad en el precio del metal precioso.

Hay que entender, que el mercado del oro es muy cíclico. Cuenta con ciclos a corto, medio y largo plazo, que normalmente son muy consistentes. Explicamos estos ciclos en más detalle, a continuación.

Los ciclos del oro

El ciclo del oro más conocido es el de ocho años. Durante los últimos 50 años, el precio del metal precioso amarillo ha bajado hasta tocar fondo al menos una vez cada ocho años. La última ocasión en la que esta bajada tuvo lugar fue en 2016. ¿Se producirá de nuevo en 2024?

Lo cierto, es que se trata de un ciclo largo que no significa mucho para los inversores, aunque no está de más tenerlo presente.

Ciclos del oro a corto plazo

Más allá del ciclo del oro mencionado anteriormente, hay otros que se producen por diversos motivos, y que son más a corto plazo, siendo realmente útiles para los inversores en algunos casos.

Algunos ciclos de este tipo, se registran como consecuencia de eventos económicos que se producen regularmente, como las reuniones del Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC) de la Reserva Federal estadounidense. Se programan ocho reuniones al año, y durante los días en los que se celebran el precio del oro se muestra normalmente más activo. En los días inmediatamente anteriores, y durante la reunión, el precio del oro suele subir, mientras que, cuando finaliza, cae.

Patrón estacional a corto plazo

Más confiable para los inversores que el anterior es el patrón estacional del oro. Se repite anualmente, e indica qué meses del año son los que más se revaloriza el precio del metal precioso. ¿Qué debemos tener en cuenta? Los mejores meses para el precio del oro desde hace algo más de 45 años son enero, septiembre y noviembre. Por lo general, la subida de precio del mes de noviembre, es más notable que las de enero y septiembre.

Los cinco eventos festivos del oro

A finales e inicio de año suelen coincidir cinco festividades en las que las ventas de joyas de oro se incrementan significativamente, afectando así al precio del metal precioso:

  • La Fiesta de la Luz, en la India: tiene lugar en los meses de octubre y noviembre
  • El Año Nuevo Chino: finales de enero y principios de febrero.
  • Navidad.
  • Año Nuevo.
  • San Valentín.

Las dos primeras son quizás las más importantes. Tanto en la Fiesta de la Luz en India, como el Año Nuevo Chino, son dos momentos en los que se consume en torno a un tercio de la demanda mundial de oro del año. De hecho, tanto China como la India son los mayores consumidores mundiales de oro, puesto que es un metal precioso que está muy presente en su tradición y cultura.

Estas celebraciones son las culpables de que el primero y el último trimestre del año se incremente la demanda de joyería de oro. ¿Qué implica esto? El precio del oro sube en el último trimestre, lo que hace que sea un buen momento para vender oro, no para comprarlo.

En Ciode, como la principal empresa distribuidora en España de los lingotes de oro de inversión de la Marca Sempsa, creemos que toda esta información puede ser de gran ayuda para que los inversores saquen sus conclusiones a la hora de comprar o vender oro en los momentos más adecuados.

preloader