Ventajas y beneficios de invertir en bullion o monedas de inversión

A la hora de invertir en oro físico, es posible hacerlo mediante la adquisición de lingotes o monedas de inversión o bullion. Dependiendo del interés del propio inversor y de su objetivo, elegirá una u otra opción. En el blog de Ciode hablamos en numerosas ocasiones sobre la inversión en lingotes de oro, sin embargo, hoy queremos centrarnos en la opción de comprar monedas de oro de inversión, una posibilidad quizás más desconocida. ¿Qué son exactamente las monedas de inversión o bullion y por qué puede ser buena idea apostar por ellas?

¿Qué son las monedas de inversión o bullion?

Este tipo de monedas destacan por estar acuñadas por diferentes casas de la moneda de gran prestigio, y su valor radica en el metal que contienen, en lugar de en su diseño. Se distinguen porque en ellas siempre figura el nombre del metal, su peso y la pureza.

Están disponibles normalmente en diferentes pesos como fracciones de una onza troy, y se venden por una pequeña prima sobre el precio fixing o spot del oro, teniendo en cuenta los costes de producción. También hay que recordar, que su valor puede aumentar en casos de determinadas monedas de edición limitada por diversos factores. Es posible encontrar monedas de inversión en metales como oro, plata, platino y paladio, aunque las monedas de oro y plata son mayoritarias.

En España, las monedas de inversión están establecidas en la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido. En ella queda latente que las monedas de inversión deben ser aquellas que cumplan los siguientes requisitos:

  • Ser de ley igual o superior a 900 milésimas.
  • Ser acuñadas después del año 1800.
  • Que sean o hayan sido monedas legales en su país originario.
  • Ser comercializadas por un precio no superior en un 80% al valor de mercado del oro contenido en ellas.

Beneficios de invertir en monedas de inversión o bullion

Este tipo de monedas, además de estar destinadas a la inversión, también es habitual venderlas como regalos, y están en el punto de mira de los coleccionistas. A diferencia de los lingotes de oro, las monedas de inversión son más populares entre aquellos inversores que quieren hacer un menor desembolso para salvaguardar su capital en oro u otro metal precioso.

Una de las ventajas más destacadas de estas monedas, es que aquellas que están acuñadas en oro están exentas de IVA en Europa, así como del Impuesto a las Ganancias de Capital en otros países.

Se trata de monedas que llevan grabado el año de acuñación, pero en las que no hay diferencias en composición o diseño, que solo cambia en algunos casos concretos. Aquí radica su principal diferencia con las monedas de colección, cuyo valor numismático se encuentra en su rareza, grado de conservación e historia. En las monedas de inversión, su valor está en la composición del metal precioso, independientemente del año de acuñación o del diseño.

Otros beneficios de las monedas de inversión, es que son altamente reconocidas y líquidas. Los inversores no tendrán problemas en revender estas monedas rápidamente a un precio justo y reconocido de forma universal en cualquier parte del mundo.

En Ciode disponemos de una extensa gama de monedas de oro a precios muy competitivos, que han sido acuñadas en los últimos dos siglos. Se trata de monedas contemporáneas, que han sido fabricadas por las Casas de la Moneda Oficiales y privadas de diferentes países con fines de inversión.