¿Qué son los tokens digitales y cómo funcionan?

tokens digitales

La inversión en metales preciosos como el oro o la plata en su forma física (lingotes y monedas) se ha visto dejada un poco de lado con la llegada de las criptomonedas durante los últimos años. Sin embargo, cabe recordar que las monedas digitales ofrecen una mayor volatilidad, y recientemente hemos sido testigos de la gran crisis de las criptomonedas, que llevó a una gran caída en su valor.  Hoy queremos tratar una solución intermedia entre los metales preciosos físicos y las criptomonedas: los tokens digitales.

Se trata de un concepto que todavía es muy desconocido, pero al que merece la pena prestar atención como una alternativa a otras formas de inversión más conocidas, ya que se estima que un 10% del PIB mundial se encontrará tokenizado en la blockchain para el año 2030 (BCG, 2022).

Entendiendo los tokens digitales

Los tokens digitales se presentan como una novedosa herramienta de inversión a través de la tecnología ‘blockchain’. Con ellos, podemos comprar y vender metales preciosos tokenizados de forma segura y eficiente, desde la comodidad de nuestro ordenador y/o dispositivo móvil. Todo esto es posible gracias a los beneficios y a la seguridad que ofrece la tecnología blockchain.

¿Cómo funcionan los tokens digitales?

Los tokens digitales son activos que nos permiten invertir en metales preciosos físicos de manera digital, pero sus casos de uso van mucho más allá.

Cuando hablamos de tokens, nos referimos a unidades de valor digitales emitidas por entidades privadas utilizando una red blockchain. Ejemplos de ellos son bitcoin o ethereum, aunque los tokens pueden tener muchos más usos, como para otorgar un derecho específico (titularidad), pagar por un trabajo, ceder unos datos, acceder a eventos, etc. Los tokens se diseñan con varias capas de valor internas, por lo que el diseñador es el que decide al final lo que contienen.

La tecnología blockchain permite crear activos digitales que se registran en una base distribuida de datos, lo cual ocurre de forma permanente, transparente y sin riesgos de sufrir hackeos. Esta tecnología es la que da vida a las criptomonedas más reconocidas, y también permite la creación de los tokens.

Metales preciosos tokenizados

Gracias a la tecnología blockchain, empresas como Aurus han creado representaciones digitales (en forma de tokens) a partir de metales preciosos físicos. Para tokenizar, se registra las principales características de una barra física de oro en una plataforma que interactúa con la blockchain de Ethereum y Polygon, de esta manera se emite 1 token por cada gramo del oro físico que ha sido proveído para la tokenización. El oro físico en forma de tokens estables (stablecoins) se caracterizan porque están 100% respaldados por oro físico que se encuentra auditado y almacenado en una bóveda segura.

Con todo esto en mente, ahora podemos invertir en oro tokenizado a través de distribuidores de intercambio de criptomonedas, lo que conlleva ventajas extra como el trading, almacenamiento sin costo, envíos instantáneos y la interacción con otros activos también digitales, como USDC, bitcoin o ether.

Tipos de tokens digitales

  • Criptomonedas: serían las criptomonedas como bitcoins. Actualmente se pueden utilizar para transacciones cotidianas de todo tipo, comprar ropa, pagar tickets de viajes, suscripciones e incluso impuestos en algunos países. Reemplazarían al dinero tradicional.
  • Utility Token: unidades de cuenta de proyectos o comunidades cripto. Serían el símbolo que se utiliza para medir cantidades de determinado activo. No son tokens diseñados como inversiones, sino que se usan como una forma de acceder a ciertos servicios.
  • Community Token: una alternativa dentro de los anteriores, que forma parte de algún colectivo o comunidad, y que permiten acceder a beneficios específicos, descuentos…
  • Security Token: funcionan a modo de contrato de inversión y por ellos se esperan ganancias financieras actuales, en forma de dividendos de alguna compañía, o futuras. Ganan y pierden valor dependiendo de las fluctuaciones del precio y tienen regulaciones muy estrictas.
  • Asset token: diseñados para representar objetos reales. Nos permiten comprar y vender artículos físicos sin tener que moverlos. Con ellos podríamos comprar y vender oro, por ejemplo, sin necesidad de transportarlo.

En Ciode, como distribuidores oficiales de oro físico, creemos que los tokens se han abierto camino en el mercado de los metales preciosos digitales, con respaldo en su forma física. Se han convertido en un instrumento más de inversión que resulta muy interesante para los inversores que buscan un punto intermedio entre lingotes o monedas, y las criptomonedas. Ahondaremos más en ellos en futuros post para entender mejor su funcionamiento y su papel en el mercado de los metales preciosos.

preloader